El ataque cerebral es más común entre hispanos de mediana edad


Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Cada año, 795,000 norteamericanos sufren un ataque cerebral. Aunque el ataque cerebral ha descendido del tercero al cuarto lugar como la principal causa de muerte, sigue siendo la principal causa de invalidez a largo plazo en los Estados Unidos. Pero aun más alarmante es el hecho de que los ataques cerebrales ocurren con más frecuencia y son más fatales entre los hispanos, sobre todo en jóvenes y adultos de mediana edad, que entre otra raza o minoría étnica. El promedio de edad de hispanos que sufren un ataque cerebral es 67 años, un promedio considerablemente más bajo que el de los norteamericanos blancos.

Pero no todos los ataques cerebrales son fatales. Llegar al hospital rápido aumenta la posibilidad de reducir la invalidez a largo plazo y la muerte. Por lo tanto, es muy importante que la gente conozca las señales y los síntomas del ataque cerebral y sepa qué hacer en el momento en que alguien sufra un ataque.

Al tratar un ataque cerebral, cada minuto cuenta. Hay tratamientos que en gran parte reducen el daño causado por un ataque cerebral. Conocer los síntomas de un ataque cerebral, tomar en cuenta la hora en que los primeros síntomas aparecen y llegar al hospital rápido – si es posible, durante los primeros 60 minutos – puede ayudar a evitar la invalidez a largo plazo.

“Tomar acción rápida es crítico en términos de reducir la invalidez a largo plazo y la muerte asociada con el ataque cerebral” , dice el doctor Alejandro Magadan, del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH por sus siglas en inglés). “Si usted reconoce una señal o un síntoma del ataque cerebral en un amigo o a un ser querido, llame inmediatamente al 911”.

Un ataque cerebral ocurre cuando el flujo de sangre al cerebro es interrumpido. Las células del cerebro comienzan a morirse porque el cerebro ya no recibe más oxígeno y nutrientes de la sangre. Dado que el ataque cerebral daña el cerebro, una persona que lo esté teniendo puede no darse cuenta de lo que le está ocurriendo. Por esta razón, NINDS recomienda que los espectadores reaccionen con rapidez si reconocen cualquiera de los siguientes síntomas de un ataque cerebral:

* Adormecimiento o debilidad repentina en la cara, el brazo o la pierna (especialmente en un lado del cuerpo)

* Confusión repentina, problemas al hablar o entender lo que otros dicen

* Problemas repentinos de visión en uno o ambos ojos

* Problemas repentinos para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación

* Dolor de cabeza repentino e intenso, sin causa aparente

Tomar ciertas medidas que mejoran la salud en general puede ayudar a prevenir el ataque cerebral. El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS), consciente de los altos índices de mortalidad a causa de los ataques cerebrales, está llevando a cabo una campaña educativa llamada Ataque cerebral, conozca los cíntomas, actúe a tiempo. dirigida al público sobre las señales y los síntomas del ataque cerebral y sus factores de riesgo; los cuales incluyen presión arterial alta, diabetes, problemas cardíacos, historial familiar de ataques cerebrales, colesterol alto y obesidad.

Se recomienda que las personas hablen con sus médicos sobre cualquier duda acerca de los factores de riesgo asociados con el ataque cerebral y sobre qué pueden hacer para tomarlos en cuenta.

NINDS ofrece más información sobre el ataque cerebral, incluyendo cómo reducir los factores de riesgo. Para pedir materiales gratis en español, llame al 1-800-352-9424 o visite http://www.stroke.nih.gov/espanol.